13/2/2008

SEÑALES DE LOS ULTIMOS TIEMPOS. PRIMERA PARTE

"....Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios"... (1Tim 4:1)


Muy amados hermanos y hermanas:

Sin duda que estamos en los últimos tiempos, como dice la Palabra de Dios, que es la llave para entender que estos eventos "deben suceder", pero es desconcertante que ellos estén sucediendo delante de nuestros propios ojos:
1° Que, según se ha postulado en todos los blogs que hablan acerca de la actual situación de la iglesia, que se hace necesario una REFORMA al interior de la Iglesia.
Desde que la Iglesia Evengélica Pentecostal existe, se ha visto la dirección de Dios en cada uno de sus procesos, es decir, Dios guiando a todos nuestros amados pastores, sean Presbíteros, Diáconos o probandos, etc.
Llamar a una reforma, en estos momentos, sería aceptar que nuestras autoridades al aprobar los Estatutos de la Iglesia, actuaron humanamente y no guiados por el Espíritu Santo. Si ello sucediera, nuestra iglesia sería, por primera vez en su historia, objeto de manipulaciones y presiones por personas que no forman parte de la grey del Señor, es decir, se apartado de las sendas antiguas, y que han pasado de espectadores a actores en un movimiento que solo busca producir división al interior de la iglesia. Hecho que se ve confirmado por un reportaje televisivo manipulado por Megavisión donde, en uno de sus pasajes aparecen dos hermanos carnales (que todos conocen), que desde hace varios años no son miembros de la iglesia.
2° Sin duda que hemos cometido errores, pero las soluciones deben nacer del seno de nuestras propias autoridades, sin dejarse influenciar por nadie, con completa independencia, objetividad, y por sobre todas las cosas bajo la dirección de Dios.
3° Creemos que lo que hoy nuestra iglesia necesita, son personas que no busquen la confrontación ni el debate sin razón, solo hacemos un llamado a la cordura y que cada uno de los miembros de la Iglesia ocupe el lugar que Dios le ha asignado, sin pretender protagonismos que a la postre serán disueltos por Dios.


Fraternalmente

La Comisión

26/12/2007

ACLARACION DEL PRESBITERIO SOBRE FALSEDAD DE INFORMACION

Amados hermanos:

Hacemos un ferviente llamado a todos los hermanos de la Iglesia Evangélica Pentecostal a no dejarse engañar.
En efecto, con fecha 23 de diciembre nuestra comisión envió a los amados Pastores presbíteros, el siguiente mail que a continuación transcribimos:
"Amados Pastores Presbíteros:
De acuerdo a su última declaración pública de fecha 22 de diciembre de 2007, han señalado que mediante reunión personal entre nuestro amado Superintendente y el jefe de la comisión de disciplina, que dice textual: "...se da cumplimiento al deber responsable de haber entregado, formal y lealmente al Superintendente, toda la información pertinente y haberle indicado el camino correcto a seguir"... ¿A que se refieren con ello?, ¿cual es el camino correcto?. Porque en un primer momento, nos pareció que los Presbíteros habían pedido la renuncia de nuestro Superintendente, tal como lo señala el blog de IEPCORRUPTA, donde se indica "Ustedes junto a la Comisión de Disciplina se dirigió a las 19 horas a la Superintendencia, con el fin de formular cargos por su responsabilidad en los hechos a los responsables, y de pedirle la renuncia al actual Superintendente Eduardo Valencia Martínez por escrito...."
Por estas razones, y para tranquilidad de la IGLESIA EVANGELICA PENTECOSTAL, solicitamos su declaración o aclaración oficial al respecto.

La Comisión"...

A mayor abundamiento, con fecha 25 de diciembre de 2007 en el blog www.iepdifusion.blogspot.com los pastores Presbíteros han señalado: "2.- .....la información escrita en varias páginas virtuales (IEPCORRUPTA, nota nuestra), donde se describe que ocho pastores presbíteros se reunieron en forma secreta y luego acudieron a la superintendencia para pedir la renuncia de nuestro Superintendente:
¡ES FALSA!

Ante tal declaración nos queda claro que en su afán de engañar a los hermanos, los editores de Iepcorrupta han faltado a la verdad en el sentido que los Pastores Prebíteros, solicitaron a nuestro Superintendente la Renuncia, demostrando y aclarándo éstos, su preocupación por los hechos acaecidos en relación a las licencías de enseñanza media, pero dejando clara su
LEALTAD A NUESTRA MAS ALTA AUTORIDAD DE LA IGLESIA, NUESTRO AMADO SUPERINTENDENTE PRESBITERO EDUARDO VALENCIA MARTINEZ.


Fraternalmente,

La Comisión

22/12/2007

CARTA ABIERTA AL PRESBITERIO DE LA IGLESIA EVANGELICA PENTECOSTAL


Estimados Pastores Presbíteros de la Iglesia Evangélica Pentecostal:


Los Editores del blog IEPINCORRUPTA, somos un grupo de hermanos profesionales de la Iglesia Evangélica Pentecotal, de diversas iglesias de Chile y del extranjero, y que hemos tratado, por todos los medios posibles, de defender la fe y honorabilidad de nuestra iglesia y de sus pastores, a quienes amamos y respetamos.
Sin embargo, los últimos hechos que ocasionaron su accionar hacia nuestro Superintendente nos ha dejado casi sin habla. Creemos que la alarma pública que se ha producido no tiene precedente en la historia reciente de nuestra iglesia, salvo los episodios ocurridos en los años 90 en la Iglesia de La Cisterna.
Creemos que nuestro Superintendente ha actuado en forma sincera, pero las personas que lo asesoran directa o indirectamente lo han influido en sus decisiones.
Nosotros siempre hemos sido de la idea de no ocultar el pecado y los errores, y si hay responsables, éstos deber ser sancionados, pero nuestras suplicas, lamentablemente, no han sido escuchadas. Así se lo hicimos saber formalmente a nuestro amado Superintendente para evitar la difamación de nuestra Iglesia, pero no tuvimos eco.
Así los hechos, nos permiten presumir, por ahora, que los días de nuestro Superintendente están contados, a menos que ustedes, asuman el rol que la iglesia necesita, es decir, apoyar a nuestro Superintendente y alejarlo de los malos elementos, porque ustedes bien saben que él ha sido designado por Dios hasta sus últimos días, no vislumbrando actos de parte de él que hagan presumir su destitución por parte del Presbiterio.
Si ustedes, se sienten verdaderamente guiados por Dios, el proceso que actualmente sufre la iglesia será sin dolor y pérdida de almas; en caso contrario, se habrá actuado humanamente y por intereses creados.

Fraternalmente,

La Comisión Editora IEP INCORRUPTA

Nota: A contar de esta fecha, la comisión ha decidido levantar la restricción de los posteos en nuestro blog, solo con la condición que no existan nuevamente descalificaciones personales y fuera de los términos que como cristianos se debe utilizar en este medio de difusión pública.


www.iepincorrupta.blogspot.com
mail: iepincorrupta@hotmail.com

15/9/2007

PALABRAS DE ALIENTO PARA ESTOS TIEMPOS

Es innegable y lamentable que a estas alturas nuestra amada Iglesia Evangélica Pentecostal, se encuentre en boca de todos los que en forma directa o indirecta la conocen. Cada día que pasa con dolor vemos como las amenazas e injurias son el pan de cada día. Este no puede seguir hermanos.

Hemos orado y ayunado para que Dios calme las aguas, pero pareciera que no nos escucha, lo que no es así. Cuantas veces Dios ha querido reconciliar a su pueblo, pero la soberbia de algunos y la desidia de otros no permite que esto sea una realidad. Vemos como muchos se creen dueños de la verdad absoluta, dicen que están haciendo justicia, pero lo único que han causado es dolor al cuerpo de Cristo que es su Iglesia, y a ella ¿ quien la defiende?. Dios, solo Dios. Años de trabajo en el Señor y años de hermosos ministerios de la noche a la mañana se ven cuestionados, por los dichos de personas que solo buscan hacerse "justicia", pero a costa de un gran precio, la difamación de la Iglesia en general.

Si recordamos en nuestra historia reciente, la Iglesia Evangélica Pentecostal, hace 50 años atrás se vio envuelta en acciones judiciales y de ellas pocos son los que se acuerdan, hoy creemos, que con el tiempo pasará lo mismo y aunque a muchos les moleste nuestra iglesia seguirá adelante.

Es probable que alguien interprete nuestras palabras como una queja a Dios, pero no es así, solo vemos con pena la falta de corazones sumisos para servir a Dios.

Este movimiento liderado por la página IEPCORRUPTA, ha producido más perdidas que beneficios al interior de la iglesia, y nos da mucha tristeza las palabras que citamos textualmente a continuación posteadas el 1° de septiembre de 2007: "Han dañado mi fe. Han dañado lo más lindo para mi: LA IGLESIA. Han logrado su objetivo. Ya no creo en nada”.

Por estas tristes expresiones es que hoy demandamos de los Editores de IEPCORRUPTA, y hacemos un llamado a sus conciencias: "cuantas personas han perdido su fe en la Iglesia y cuantos han sido dañados espiritualmente".

Reflexionen y examínense. No los condenamos, pero si los reprendemos enérgicamente, para que este movimiento no siga afectando a las almas que han costado la preciosa sangre de Cristo.

Terminamos dando a cada uno de nuestros lectores que sirven a Dios sin rencilla y con un corazón sumiso, palabras de aliento para que sigan adelante a pesar de lo que se diga y se haga en contra nuestra Iglesia y de sus amados pastores, solo miren al Señor Jesucristo.

Fraternalmente,



Alma

29/4/2007

LA ESENCIA DE LA UNCION DE DIOS EN EL MINISTERIO DE LA PALABRA.

"Más vosotros sois linaje escondido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable. (1Pedro 2:9)

Disentimos profundamente con los hermanos Editores acerca de lo magistral del artículo denominado: "Sobre el significado de ser pastor y sobre la falsa o mal entendida doctrina IEP sobre los mismos", enviado por El Sembrador de Chillán, siendo su opinión bastante errada de acuerdo a nuestros principios férreos en la Palabra del Señor.

Esta Comisión Editora considera poco serias las aseveraciones vertidas en el comentario en cuestión, y le restamos toda credibilidad puesto que se aparta a nuestras creencias ancestrales, y que en algunos de sus pasajes tiene ribetes de injuriosos y altamente ofensivos.

Por lo demás, resulta anecdótico, por decir lo menos, que El Sembrador de Chillán al final de su artículo llega a las mismas conclusiones nuestras, pero niega rotundamente lo defendido por él mismo. ¡¡¡¡Que turbación más lamentable !!!!!

Sin duda que luego de haber leído el comentado artículo muchos se harán la siguiente pregunta: ¿Quien es el ungido de Jevová? Esperamos en estas líneas les den a todos nuestros amados lectores la claridad acerca de ésta delicada y no menos comentada interrogante.

1º Creemos que todos los que hemos abrazado este Santo Evangelio, hemos recibido de parte de nuestro Dios uno de los regalos más preciados que algún mortal pueda recibir: El Espíritu Santo. En el Antiguo Testamento encontramos 60 veces el verbo mashaj, que significa “Ungir” (untar o rociar). Antiguamente, consistía en “untar o rociar” con aceite algún objeto o persona como un acto de consagración. Este acto siempre tuvo un significado espiritual, donde el objeto o la persona eran apartados para un oficio o función especial para Dios.

Por su parte en el Nuevo Testamento, ungir, tiene un alto contenido espiritual , igual que en hebreo. Vemos con esto cómo el mismo Señor Jesús fue ungido por el Espíritu Santo en el Jordán con poder espiritual. Por medio de esta unción de Dios, creemos simplemente que Dios toca o rocia con el Espíritu Santo la vida de Jesús para que realizar un ministerio exitoso.

Toda persona elegida tiene un llamado y capacitación tal cual como Jesús. Sin embargo, la unción proviene de un acto de Dios con hombres y mujeres que buscan ser investidos del poder del Espíritu Santo.

2º Estamos de acuerdo que nuestros pastores no son reyes ni figuras políticas, como lo eran Saúl y David en el antiguo testamento. Pero en 1ª Pedro 2:9, encontramos que Dios nos eleva a cada uno de nosotros a la calidad de Nación Santa, Real Sacerdocio, es decir, somos reyes y sacerdotes de Dios, para desarrollar un ministerio personal y espiritual, independientemente que sea un pastor, o un humilde hermano cualquiera. En este contexto, mantener que no seamos reyes y sacerdotes de Dios, es antibíblico, y fuera de nuestra creencia, que se funda en las Sagradas Escrituras inspiradas por Dios.

3º Creemos que el éxito de un ministerio no radica en saber hacer el trabajo (no basta solo con saber); sino en que el ministro goce de intimidad con Dios. La clave no está en las actividades sino en el Espíritu Santo que unge, es decir, lo que determina el éxito de un ministerio no son las actividades que la conforman, aunque son válidas, la clave está en el respaldo que Dios le da al que está realizando el ministerio, la autoridad no está por el puesto que ocupamos, sino en la aprobación de la unción de Dios. La unción no está en la presencia, en la formalidad, en la elocuencia de la persona. La unción no la manejan los hombres, no es manipulada por nadie. Ningún ministro de una iglesia puede otorgar unción. Solo Dios puede hacerlo.
¿Por qué debemos ser ungidos?. La respuesta es una sola: "para dar las buenas nuevas" (Isaías 61:1-2)

A nuestro entender la predicación del evangelio sería lo más importante para Dios en el ministerio que Jesús tendría que desarrollar hasta su último día de vida. Toda persona que fue llamada, capacitada en la iglesia por Dios para realizar un ministerio debe predicar el evangelio, pero por lo visto, muchos, lamentablemente, ya no tienen esta prioridad.

Dios nos bendiga,


LA COMISION REDACTORA

23/3/2007

DE NUESTRA OPINION SOBRE UNA DECLARACION JURADA

Nos ha llamado poderosamente la atención en la última Revista Fuego de Pentecostés, respecto de una declaración notarial previa que debe efectuar el candidato y su esposa "de plena certidumbre de que su labor será eminentemente espiritual, sin significar una relación laboral ni civil con la I.E.P."
Pues bien, sin entrar a debatir el objetivo final de dicha declaración jurada, hemos analizado el tema y llegamos a la siguiente conclusión:
¿Existe un contrato de trabajo entre los Pastores y la Iglesia Evangélica Pentecostal?
Creemos que no, porque no se configura un vínculo laboral que deba materializarse en un contrato de trabajo.
Nuestra posición se basa en la misma ley, es a saber el artículo 7° del Código del Trabajo que dispone:
" Contrato individual de trabajo es una convención por la cual el empleador y el trabajador se obligan recíprocamente, éste a prestar servicios personales bajo dependencia y subordinación del primero, y aquél a pagar por estos servicios una remuneración determinada".
Por su parte el inciso 1° del artículo 8° del mismo cuerpo legal, por su parte, señala:
" Toda prestación de servicios en los términos señalados en el artículo anterior, hace presumir la existencia de un contrato de trabajo".
Por lo anteriormente señalado, se desprende que constituye una relación laboral, toda prestación de servicios que reuna las siguientes condiciones:
1. Una prestación de servicios personales;
2. Una remuneración por los servicios prestados y
3. Ejecución de la prestación bajo subordinación y dependencia respecto de la persona en cuyo beneficio se realiza.
En opinión de algunos tratadistas, " la subordinación en el contrato de trabajo, en sí misma considerada, es esencialmente idéntica a la que aflora en cualquier otro contrato en que una de las partes tiene la facultad o poder de otorgar instrucciones u órdenes a otra ( mandato, arrendamiento de servicios, etc.), pero cuando se entabla y se da en una comunidad jurídico-personal, adquiere su perfil propio, netamente económico y patrimonial ".

Asimismo, la jurisprudencia de nuestros tribunales de justicia, ha señalado que la subordinación debe traducirse en la facultad que tiene el empleador de impartir instrucciones al trabajador y en la obligación de éste de acatarlas, de dirigir su actividad, de controlarla y hacerla cesar.

Ahora bien, a la luz de los elementos legales y doctrinarios mencionados anteriormente. y analizando la labor que desempeñan quienes ejercen cargos pastorales para las Iglesias Evangélicas regidas por la ley N° 19.638, su artículo 7°, reconoce a las entidades religiosas, esto es, a las iglesias, confesiones e instituciones religiosas de cualquier culto, en virtud de la libertad religiosa y de culto, " plena autonomía para el desarrollo de sus fines propios y, entre otras, las siguientes facultades:
" a) Ejercer libremente su propio ministerio, practicar el culto, celebrar reuniones de carácter religioso y fundar y mantener lugares para esos fines;
" b) Establecer su propia organización interna y jerarquía; capacitar, nombrar, elegir, y designar en cargos y jerarquías a las personas que correspondan y determinar sus denominaciones, y
" c) Enunciar, comunicar y difundir, de palabra, por escritos o por cualquier medio, su propio credo y manifestar su doctrina".

Cabe señalar que las entidades religiosas de que se trata cumplen las finalidades religiosas que, al tenor del precepto transcrito, constituyen su principal objetivo a través de algunos de sus miembros que tienen la calidad de Pastores. La labor de éstos, principalmente consiste en orientar a las personas y ayudarlas espiritualmente, por medio de reuniones en sus templos, esto es, en enunciar, comunicar y difundir, por cualquier medio, su propio credo y en manifestar su doctrina.

Lo anteriormente expuesto y las especiales características de la labor que realizan pastores nos permiten afirmar categóricamente, que en ella no se da el contenido patrimonial del contrato, toda vez que el supuesto empleador no adquiere ni incorpora a su patrimonio el resultado del trabajo efectuado por el dependiente, existiendo sólo un interés de tipo espiritual.

La labor personal de los pastores, por su parte, emana en definitiva, directamente del credo que profesan, es decir, es una labor de difusión de la fe, cuya existencia, permanencia y término va más allá de circunstancias meramente contractuales, por cuanto la ejecución de sus servicios no se realiza en beneficio de una persona natural o jurídica determinada.

El elemento configurante y fundamental de toda relación laboral, esto es, la subordinación o dependencia, tampoco aparece en los términos analizados precedentemente, por cuanto el deber de asistencia y el de rendir cuenta de la labor realizada que regularmente incumbe a pastores derivan de los postulados y de la organización jerarquizada de la institución religiosa de la cual son miembros, propia de toda iglesia.

En estas circunstancias, no cabe sino concluir, que el vínculo que une a las Iglesias Evangélicas regidas por la ley N° 19.638 con quienes detentan los cargos de pastores, no puede ser calificado como una relación de naturaleza laboral regida por el Código del Trabajo y sus leyes complementarias, no dando derecho a aquéllos, por consiguiente, a la concesión de los beneficios y emolumentos que son propios de ésta.

Por lo anteriormente expuesto, creemos que solicitar dicha declaración jurada, no es ilegal, sino que es innecesaria, lo que demuestra una lamentable falta de asesoría legal especializada sobre la materia.


Fraternalmente,

Alma

23/2/2007

CUIDADO CON EL ESPIRITU DE DIVISION. (2ª PARTE)

"Dijo además David: Vive Jehová, que si Jehová no lo hiriere, o su día llegue para que muera, o descendiendo en batalla perezca, guárdeme Jehová de extender mi mano contra el ungido de Jehová. Pero toma ahora la lanza que está a su cabecera, y la vasija de agua, y vámonos." (1ª Samuel 26:10 y 11.)

Sin duda que las palabras de David son ejemplarizadoras y últiles más que nunca en nuestros tiempos. La causa de David Dios la conocía, y como Saúl durante años lo buscó para tomar su vida, sin embargo, Dios le libró oportunamente. En este pasaje vemos a David frente a su perseguidor, pero él no quiso hacerse justicia con sus propias manos, por las siguientes razones:
1º Consideró como preciosa a sus ojos la vida de Saúl.
2º Reconoció que Saúl era el UNGIDO DE JEHOVA.
3º David, con este gesto demostró no solo su dependencia a Dios, sino que su amor y lealtal hacia su Rey.
La decisión de David, fue apreciada de tal manera por Saúl que volvió su corazón hacia su hijo David, y le bendijo diciendo: "sin duda emprenderás tú cosas grandes, y prevalecerás".

Hoy Dios nos da la oportunidad histórica para demostrar no solo nuestra fe en El, sino que nuestra lealtad a los altos principios que nos mueven. La Iglesia Evagélica Pentecostal, siempre ha sido una iglesia obediente y leal no solo a Dios, sino que a los pastores que la gobiernan, por eso llamamos a todos los hermanos de buena voluntad a considerar las prudentes palabras de David como un ejemplo de vida.
Extender la mano o la voz en contra del ungido de Jehová es algo que ninguno de nosotros concientemente haría, puesto que constituye un acto en contra de Dios mismo.
Hacemos un llamado a actuar con justicia y lealtad, no solo a los detractores que hoy tiene la iglesia, sino a los que continuamente buscan respuestas de cómo Dios está haciendo las cosas en su pueblo.

Fraternalmente,

ALMA


20/2/2007

CUIDADO CON EL ESPIRITU DE DIVISION. (1ª PARTE)

"Pero vosotros, amados, tened memoria de las palabras que antes fueron dichas por los apóstoles de nuestro Señor Jesucristo; los que os decían: En el postrer tiempo habrá burladores, que andarán según sus malvados deseos. Estos son los que causan divisiones; los sensuales, que no tienen al Espíritu. Pero vosotros, amados, edificándoos sobre vuestra santísima fe, orando en el Espíritu Santo, conservaos en el amor de Dios, esperando la misericordia de nuestro Señor Jesucristo para vida eterna. A algunos que dudan, convencedlos. Judas 17-22

Desde la fundación de la Iglesia, ha estado presente el espíritu de división. ¿Quienes las causan? Son hermanos que, en un principio compartían la misma fe, pero su corazón fue seducido por el mal. Satanás, sabiendo que está en los últimos tiempos ha procurado "engañar si fuere posible aun a los escogidos." Pero gracias a Dios, que nos ha dado el don del discernimiento. Discernir significa básicamente, separar una cosa de otra para entender lo que es verdad de lo que no lo es, aunque lo parezca.

La manera más sencilla de frenar la obra de Dios, es introducir la DIVISION en el Cuerpo de Cristo. Esta DIVISIÓN, que es la obra del diablo, la transmiten, lamentablemente, aquellos que se dicen cristianos, pero no viven lo que dicen ser.
Por esa razón, por mandato divino contenido en Judas 3 y 4, contenderemos ardientemente POR LA FE QUE NOS HA SIDO DADA.

Como hemos dicho, estamos en los últimos tiempos, y habrán personas que causan divisiones; porque no tienen el Espíritu, personas que con ocultas intensiones, han causado dolor al cuerpo de Cristo. El célebre adagio “divide y vencerás” es cierto, para aquel que divide. En este caso, es así como intenta proceder el diablo, como adversario que es de Dios y nuestro. Intenta vencer intentando dividir, en este caso, al pueblo de Dios.

Por esa razón, nos aferramos a las promesas de Dios, que si El es por nosotros ¿quién contra nosotros?

¿Qué debemos hacer?

Según la Palabra del Señor:
1º Edificarnos sobre nuestra santísima fe.
2º Orar en el Espíritu Santo;
3º Conservarnos en el amor de Dios y
4º Esperar la misericordia de nuestro Señor Jesucristo.

Fraternalmente en Cristo,

Alma

19/2/2007

OBEDECED A VUESTROS PASTORES

"Obedeced a vuestros pastores, y sujetaos a ellos; porque ellos velan por vuestras almas, como quienes han de dar cuenta; para que lo hagan con alegría, y no quejándose; porque esto no os es provechoso". Heb 13:17

La obediencia sin duda que denota la acción de escuchar o prestar atención. Dios da a conocer su voluntad mediante su voz o su palabra escrita, y frente a ella no hay neutralidad posible: prestar atención humilde es obedecer, mientras desestimar la Palabra de Dios es rebelarse o desobedecer.La obediencia a Dios es una entrega total a su voluntad y, por consiguiente, obediencia y fe están íntimamente relacionadas.

Bajo este prisma, y existiendo una clara señal al respecto en la Palabra de Dios acerca de la obediencia que debe tener el pueblo de Dios hacia sus pastores, debemos atenernos a ella, al pie de la letra.
El tenor a la Palabra del Señor, es muy claro y no necesita ser interpretada, sin embargo, a fin de clarificar aún más, podermos señalar que tanto la obediencia como la sujeción a nuestros pastores se caracteriza por:
1º Ser un mandato divino.
2º Denota la función de los pastores, que es velar por nuestras almas;
3º Los pastores deben dar cuenta solo a Dios por nuestras almas y
4º Que, el ministerio de la Palabra entregado a sus siervos, debe ser con alegría y no quejándose.

Si así lo ha dicho la Palabra del Señor, debemos decir, amén. Por tanto, todos aquellos que hacen lo contrario a lo señalado expresamente en Hebreos 13:17, están en clara oposición a la voluntad de Dios, y acarrean para si condenación.



ALMA

SOMETASE TODA PERSONA A LAS AUTORIDADES SUPERIORES

Llamado a los hermanos de la Iglesia Evangélica Pentecostal

"Sométase toda persona a las autoridades superiores; porque no hay autoridad sino de parte de Dios, y las que hay, por Dios han sido establecidas. De modo que quien se opone a la autoridad, a lo establecido por Dios resiste; y los que resisten, acarrean condenación para sí mismos".

En primer lugar, señalamos que tenemos el derecho a exigir servir a Dios es un ambiente exento de debates y cuestionamiento de cualquier índole.

En segundo lugar, hemos sentido el imperativo moral de defender la fe en la IEP, de los continuos ataques que está siendo objeto. Este sentimiento, es análogo al de cualquier persona por su patria, en caso de ataque, sabría defenderla, hasta con su vida si fuese necesario. Sabemos que Dios no necesita nuestra ayuda para defender su iglesia, pero hasta hoy Dios no nos ha hecho sentir lo contrario, por eso tratamos de exponer nuestros puntos de vista, y rogar por la restauración de los hermanos que han sido debilitados en la fe por los ataques a las autoridades de la iglesia.

En tercer lugar, como la Palabra lo ordena, nos sometemos a nuestras autoridades superiores, por que han sido establecidas por Dios. El tenor literal del Capítulo 13 versículos 1 y 2 de Romanos, es claro en señalar:

a.-Sométase toda persona. Acá no hay exclusión alguna, hay una generalidad como sujeto pasivo, es decir, esta Palabra es para todos.
b.- No hay autoridad sino de parte de Dios. Es decir, que todo poder proviene de Dios.
c.- Y las que hay por Dios han sido establecidas. Vale decir, que Dios es soberano para establecer a las autoridades, no requiere consejo ni aprobación de nadie. Dios no necesita votación a consulta para designar a quien nombrar.
d.- Quien se opone a la autoridad, a lo establecido por Dios resiste. - Quien va en contra de la autoridad designada y establecida por Dios, resiste a la voluntad de Dios.
e.- Acarrean condenación para si mismos. Es la sentencia de cuestionar y oponerse a la voluntad de Dios.

En eso creemos y es nuestro live motive.


Alma

17/2/2007

¿COMO EVITAR SER ENGAÑADOS?

Ésta es la pregunta que hacemos a la conciencia de aquellos que han levantado críticas en contra de nuestras autoridades y la respuesta es que no siempre se puede evitar ser engañado. A veces se cometerán errores, y a veces seremos engañados. A veces se pensará que Dios le dijo algo cuando Él NO lo hizo. ¡NUNCA crean que han alcanzado un nivel donde no puedan ser engañados!
¿Por qué permitiría Dios que seamos engañados? Él no desea que seamos engañados, pero si no permanecemos humildes y dependemos de Él, entonces ésta es la mejor herramienta que Él tiene para mantenernos humildes. Debemos siempre investigar todo. Cada vez que pensemos que Dios nos ha hablado, debemos medirlo contra Su palabra escrita. Tenemos que ser humildes continuamente y pedirle al Señor que nos guarde de ser engañados y cometer errores.
En principio somos humanos, y pecadores. A veces cometemos errores – y grandes errores. Pero escuchar de Dios es es la cosa más preciosa que el ser humano puede recibir. Si, tendremos batallas. Sí, a veces pensaremos que oímos de Dios y cometeremos grandes errores como resultado de eso. Pero PODEMOS confiar que la Palabra de Dios es segura: “Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.” (Rom. 8:28.) ¡Dios honra los deseos de nuestro corazón! Mientras deseemos caminar de manera agradable a Él, Él solucionará todo, aún nuestros grandes errores.
Si nos desviamos de la voluntad de Dios, mientras permanezcamos humildes y dispuestos a ser enseñados, Dios eventualmente nos traerá de regreso al lugar donde debamos estar.
Satanás SIEMPRE intentará atacar nuestra relación personal y comunicación con Dios. No deje que lo detenga de buscar y “escuchar” la voz de Dios.

Alma


16/2/2007

EN BUSQUEDA DE LA RESTAURACION

CAMINANDO HACIA EL REINO DE LOS CIELOS


Es un hecho cierto, que al interior de nuestra amada iglesia, un número no menor de hermanos y hermanas han sufrido un grave deterioro espiritual, moral y ético, producto de los ataques que han sido objeto las autoridades de nuestra iglesia, lo que refleja la falta de integridad y seriedad que debe tener el cristiano, distanciándose del ejemplo dado por Cristo y los Pastores que fundaron nuestra misión.

Por esas razones más que valederas, nuestras almas se sienten impulsadas para rogar a Dios por su pueblo que llora por semejantes ataques, y que pueda ser consolado por el silbo apacible del Espíritu Santo en sus corazones.

Creemos que es posible la restauración de aquellas almas que se han desviado del camino y que, guiados por guías ciegos, han caído de la gracia de Dios. En virtud de nuestras férreas convicciones de estar haciendo lo correcto delante de Dios, es que hacemos un llamado a los hermanos que se han desviado a que vuelvan a las sendas antiguas y caminen por nuestro camino hacia el Reino de los cielos y se sumen a trabajar por la Iglesia y no en contra de ella.


Fraternalmente en Cristo


ALMA


ORACION POR LA IGLESIA EVANGELICA PENTECOSTAL


NUESTRAS ARMAS SON PODEROSAS EN DIOS.


La Palabra del Señor dice: "En vuestros días haré una obra entre vosotros que aún si os la contare no la creeréis" (Hab 1:5). "Las armas de nuestra milicia... son poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas" (2Cor 10:4)...


No cabe duda que estamos en guerra constante contra Satanás, pero nunca nos imaginamos que nuestra lucha sería contra hermanos de nuestra iglesia, lo que nos entristece, pero confiamos en Dios, que aún demostrando que El ha guiado a nuestra Iglesia permanecen aún hoy día contendiendo con el Espíritu de Dios.
Por eso hacemos un llamado a toda la Iglesia Evangélica Pentecostal a orar con clamor y súplica, para que Dios siga dirigiendo a nuestras altas autoridades, en especial por nuestro amado Superintendente y Honorable Cuerpo de Presbíteros.

Por último, hacemos un llamado a los jóvenes de nuestra iglesia, a que no se dejen influenciar por los malos elementos que bajo sutiles apariencias pretenden turbar al pueblo de Dios con sus débiles argumentos.


Alma





NADA PODRA OPONERSE A LA VOLUNTAD DE DIOS

PALABRAS DE ALIENTO

Queremos por medio de este blog, dar la bienvenida a todos los hermanos que de alguna u otra manera se sienten afectados por los constantes ataques que la Iglesia está sufriendo por malos elementos que solo buscan dividir el cuerpo de Cristo que es la Iglesia.
Por eso llamamos a todos los miembros de la Iglesia que puedan estar orando al Señor para que siga dirigiendo su obra.
La Iglesia Evangélica Pentecostal, desde el año 1909 que no sufría una persecusión tan grande y notoria, y que solo es señal que estamos en los últimos tiempos.

Almaqueescucha

LA IGLESIA EVANGELICA PENTECOSTAL NO ES CORRUPTA

LA IGLESIA EVANGELICA PENTECOSTAL EN TELA DE JUICIO

En un esfuerzo mancomunado con la comisión que elaboró el foro elalmaqueescucha, hemos decido elevar nuestras voces en defensa de la Iglesia Evangélica Pentecostal, que actualmente se encuentra en tela de juicio no solo por parte del mundo sino que de miembros de la misma iglesia.
Nuestros profesionales y hermanos simpatizantes con nuestra causa, no escatimaremos esfuerzos para que nuestra iglesia sea tratada como lo que es, y no como si fuera una organización cualquiera.
Por esa razón por este medio, queremos dar una señal potente que no permitiremos que el nombre de la Iglesia continúe siendo objeto de calumnias y ataques por parte de miembros de la Iglesia.